domingo, agosto 20, 2006

Cuando la energía eléctrica se convierte en una pesadilla para el consumidor.
Por los distintos medios de comunicación constantemente se nos informa o desinforma sobre el consumo eléctrico y su dependencia. Si es invierno porque aumenta considerable su consumo para afrontar la situación y si es verano porque hay un aumento del uso del aire acondicionado. A nosotros, estás situaciones no suenan a chino, utilizamos el servicio y pagamos la tasas o precio público correspondiente. Se supone que las empresas suministradoras tienen el compromiso de ir renovando sus instalaciones, pero que pasa cuando esto no sucede ?
Pues, como pasó hace unas semanas en Madrid, en dos días se quemaron 3 subestaciones y como consecuencia de ello se interrumpió el servicio esencial eléctrico durante horas y días. Este tipo de hechos no son aislados, sino que se reproducen por todo el ámbito nacional. Si la cosas hubiera quedado ahí no deja de ser una " mera anécdota " (pérdida de alimentos perecederos, sistemas de alarmas inactivos, apagones). Generalmente antes de producirse los incendios en las subestaciones hay unos picos de tensión muy alta. Si estos picos llegan a un edificio puede cargarse todos los aparatos eléctricos que se encuentren enchufados. Hace unas semanas hablé con un afectado de este " apagón " y me mencíonó que si la cosa hubiera acabado con los electrodomésticos se hubiera conformado, pero es que le reventó toda la instalación eléctrica. Ý cuando digo reventar no es estropeársela sino que parecía que en su casa hubiera explotado una bomba.
Estos hechos lo que demuestran que el compromiso de renovar las instalaciones y de dotarlas de sistemas de seguridad no están funcionando. Una parte de nuestra de factura eléctrica va para el pago o la renovación de sus instalaciones, pero cuando suceden estos hechos se demuestra que no se están llevando acabo. Estas situaciones lo que generan es una responsabilidad civil porque el proveedor, no sólo debe abastecer del servicio sino prestarlo en condiciones de seguridad.
Cuando se dan estas situaciones debemos poner la reclamación por escrito ante las oficinas del proveedor, porque telefónicamente nos pueden torear y no tenemos constancia de la misma.

2 Comments:

At 12:20 p. m., Blogger Juan Haldudo said...

Muy interesante, Leguleyo. Ahora bien ¿quién es el guapo que inicia una demanda civil contra una eléctrica?. Busca abogado, paga procurador y costas... y enfréntate a su legión de tiburones que pueden alargar el proceso hasta que tus nietos se jubilen.
Saludos.

 
At 4:17 p. m., Blogger Leguleyo said...

la demanda civil no estan olocada puesto que hay procesos que no requieren ni abogado, ni procurador, y siempre nos quedara la posibilidad de acceder a la justicia gratuita

 

Publicar un comentario

<< Home