domingo, agosto 13, 2006

Nos vamos de vacaciones y nuestros derechos como consumidores, dónde quedan ??
Este período estival es muy propicio para que los pícaros, nos " engañen " desde los propietarios de las estancias temporales (casas, apartamento, hoteles), empresas de vuelos y sobre todo en los viajes combinados.
Las imágenes de los operarios del aeropuerto del Part han dado la vuelta al mundo, no por el comportamiento del personal de tierra de la empresa, si no por el pisoteo de los derechos de consumidores. Cómo puede un puñado de trabajadores paralizar la actividad de un aeropuerto, ante la pasividad de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado ?. Los huelguistas simpre utilizan a los consumidores como rehenes de sus pretensiones salariales. Todos estamos de acuerdo, como establece el artículo 28, 2 de la Constitución Española, que tenemos la posibilidad de ejercer el derecho a huelga. La licitud de este derecho viene garantizada siempre que se asegure el mantenimiento de los servicios esenciales (básicos). Y como es de rigor, la patronal cede en favor de la pretensión de los trabajadores, como premio al trabajo bien hecho, cual será su próxima azaña ??
Y como siempre, los consumidores somos los que tenemos que " perder " nuestro maravilloso de tiempo para reclamar a las empresas. Ante la inoperancia de los entes estatales o locales, está muy bien que se le sancione a las empresas por estas prácticas. Pero, cuando recibe el consumidor ese resarcimiento que figura en los derechos del Reglamento del viajero ?. Nunca es instantáneo, ni satisfactorio, mostrando de este modo la inoperancia de los organismos administrativos garantes del cumplimiento de la legalidad. Está claro que siempre queda la actuación de los tribunales de justicia, pero porque utilizar las actuaciones ante los tribunales cuando hay organismos administrativos que tienen encomendada dicha función. De este modo, estamos colapsando la acción de la justicia con situaciones que no tendrían que llegar a dicha instancia. Desde mi punto de vista como abogado, es una forma de negocio para los abogados, por el desconocimiento los sistemas administrativos y judiciales de los consumidores. A la par, como consumidor sientes un desamparo total.

2 Comments:

At 12:25 a. m., Blogger Juan Haldudo said...

Hay un chiste de Forges que explica muy bien éste desamparo, creo que lo pondré en el blog. Saludos.

 
At 9:32 a. m., Blogger Leguleyo said...

Gracias Mikel, miraré tu blog y completaré esta sección con algunos artículos más, que están a la orden del día. Aunque mi tiempo es limitado

 

Publicar un comentario

<< Home